GUÍA DEL COMENTARIO DE TEXTOS POÉTICOS

I.- COMPRENSIÓN DEL TEXTO

Lectura comprensiva. Lee el texto cuantas veces sean necesarias hasta entenderlo completamente y hacerte una idea del tema general que trata.

Busca en el diccionario todas las palabras cuyo significado no te resulte completamente claro, interesándote sólo por la acepción que conviene al texto.

Debes comprender el texto, pero no tratarás de interpretarlo todavía.

Numera los versos de cinco en cinco.

II.- LOCALIZACIÓN

Localizar un texto literario consiste en precisar qué lugar ocupa ese texto en la obra completa a la que el fragmento pertenece y situar esta obra en la trayectoria literaria de su autor y en la época en que fue escrito.

Determina si se trata de un texto independiente o de un fragmento:

Si se trata de un texto independiente o completo, debes localizarlo en el punto exacto de la trayectoria artística del escritor.

Si se trata de un fragmento, debes situarlo dentro de la obra a la que pertenece y ésta dentro de la obra total del escritor.

Localiza al autor en su movimiento literario concreto, relacionando los mensajes principales del texto con las actitudes estéticas de la época en que se escribe.

III.- DETERMINACIÓN DEL TEMA

El tema de un texto es aquello de lo que trata, lo esencial de su contenido o argumento.

Procuraremos que la descripción del tema sea clara, breve y lo más exacta posible. Intentatemos dar con una palabra o expresión que sintetice esa idea central: “Rebeldía del poeta ante la injusticia”, “Desesperación por la muerte de la amada”, “Carpe diem”, “Reflexión sobre la brevedad de la vida”, etc.

Hay que tener también presente que muchas veces el tema posee una tradición literaria: “el paso del tiempo”, “la vida como camino”, etc. En estos casos es importante comprobar si el autor sigue la tradición o la altera o, simplemente, varía la forma de tratarlo.

IV.- DETERMINACIÓN DE LA ESTRUCTURA

Externa:

Estructura métrica, rima, acentuación, estrofa, composición.

Interna:

Lamamos estructura interna a la manera en que están distribuidos los diferentes aspectos temáticos a lo largo de un texto, a la forma específica en que el autor los ha presentado y desarrollado.

Indica los apartados del texto considerando que no tienen por qué coincidir necesariamente con las estrofas. No olvides que puede haber textos sin estructura aparente.

V.- ANÁLISIS DEL ESTILO

RECURSOS RETÓRICOS: Tiene como objetivo comentar los rasgos estilísticos más sobresalientes del texto a fin de mostrar el modo en que el autor ha tratado y desarrollado el tema. De nuestras observaciones, tanto en esta fase como en las anteriores, habremos ido tomando nota en un borrador.

Los resutados de nuestro análisis pueden agruparse según su relación con los dististos planos del texto. Éstos pueden ser reducidos a tres:

–      Plano fónico o fonético-fonológico.

–      Plano gramatical o morfosintáctico.

–      Plano lexicosemántico.

VI.- CONCLUSIÓN

Balance o síntesis de nuestras observaciones reducidas a sus líneas más generales.

Impresión personal tratando de huir de fórmulas hechas o demasiado generales. Enjuicia el interés del texto por su actualidad, su intemporalidad, su originalidad, su estilo, etc.

Hacer una exposición oral

exposición

La exposición oral

La exposición oral es una exposición que se hace en vos alta ante un auditorio formado por varias personas.

La exposición oral tiene lugar en una situación en la que el público oye y ve al orador, es decir, a la persona que habla. De ahí la importancia que adquieren aspectos como la pronunciación y la entonación, por una parte, y los gestos, por otra. El orador debe procurar que su pronunciación sea nítida y su entonación adecuada a los contenidos que expone; y ha de emplear los gestos con mesura, de manera que sirvan para recalcar o apoyar lo que está diciendo.

Elaborar un guión

El guión es un esquema en el que se recogen los puntos esenciales que se van a desarrollar en una exposición.

En el caso de la exposición oral, el guión es un instrumento especialmente valioso, pues nos permite seguir en la presentación de las ideas un orden fijado de antemano, a la vez que reduce las posibilidades de que olvidemos algunas cuestiones importantes o nos quedemos “atascados”, con la mente en blanco.

Un buen guión ha de incluir las ideas principales de la exposición y ha de ofrecer una estructura clara en la que esas ideas aparezcan organizadas y jerarquizadas.

Pautas para realizar una exposición oral

A la hora de preparar y llevar a cabo una exposición oral, será útil seguir estas pautas:

♦  Conviene que en el curso de la exposición nos atengamos al esquema fijado en el guión.

Es recomendable anunciar al principio el tema que vamos a desarrollar y la estructura que va a tener nuestro discurso.

  Se debe iniciar la exposición de una manera que resulte atrayente para el público. Si se consigue captar desde el primer momento la atención del oyente, éste seguirá con mayor interés las fases posteriores de la exposición.

   Se ha de cuidar especialmente la expresión. La corrección, la claridad y la sencillez son requisitos básicos.

♦  A lo largo de la intervención, hay que proporcionar indicios que permitan identificar la información que consideramos fundamental. Se puede destacar esa información recalcándola con el tono de voz o indicando directamente la importancia que le atribuimos: “me interesa destacar …”. “quiero hacer hiincapie en …”.

♦  Es necesario estar atentos a las reacciones del auditorio, para acomodar nuestra intervención a ellas. Si observamos, por ejemplo, que los oyentes se han despistado, deberemos explicar de nuevo aquellos puntos que hayan podido resultar oscuros.

♦  Debe finalizarse la intervención retomando las líneas principales de la exposición y resumiendo las distintas conclusiones alcanzadas.

 Fuente: Editorial Santillana

Esquema de la exposición oral

Preparación de la exposición oral


A) Elaborar un guión de trabajo
B) Preparar los materiales complementarios
C) Ensayar la exposición hasta ajustarla al tiempo en que se ha de realizar.
D) Comprobar el funcionamiento de los equipos antes de exponer


Estructura de la exposición


1. Apertura

  • Saludo al auditorio

2. Cuerpo de la exposición

  • Indicación del tema de exposición y breve resumen del contenido de la misma.
  • Motivos por los que se ha elegido el tema.
  • Metodología utilizada (lecturas, encuestas, entrevistas, filmaciones…)
  • Explicar la estructura del informe.
  • Breve resumen de cada una de las partes del trabajo, siguiendo el guión
  • Exposición de las conclusiones

3. Despedida


Observaciones


Mirar al auditorio (si se quiere se pueden buscar dos o tres puntos fijos, sin necesidad de que sean personas)

Actitud natural (no hay que sobreactuar ni darse de menos)

Gesticulación comedida (no es recomendable dejar los brazos pegados al cuerpo ni gesticular en exceso)

Postura correcta (evitar meterse las manos en los bolsillos, sentarse en las mesas…)

 Fuente: xtec (Xarxa Telemàtica Educativa Catalunya)