Lenguaje no verbal: ¿cómplice o traidor?

Más del 60 % de la comunicación  se basa en el lenguaje no verbal, decisivo en entrevistas de trabajo y en las relaciones sociales.

¿Vale un gesto más que mil palabras? Parece ser que sí. Al menos, a juzgar por las palabras de los expertos en comunicación, que indican que más del 60% de la comunicación está dominada por nuestros gestos y ademanes, por el lenguaje no verbal. Estas conclusiones son muy recientes, ya que el estudio científico de este tipo de comunicación se inició a comienzos del siglo XX con la investigación de la expresiones del rostro, un trabajo cuyos resultados no fueron demasiado alentadores hasta que ya en el año 1971 Flora Davis publicó en Estados Unidos el libro La comunicación no verbal. Esta obra muestra cómo la parte visible de un mensaje es tan importante como la audible, puesto que los humanos nos comunicamos a muchos niveles simultáneamente, tanto de forma consciente como inconsciente.

Sonreír, cruzar las piernas, mover las manos de un modo u otro…: se trata en todos los casos de signos no verbales con los que nos comunicamos, pero ¿dónde se encuentra el origen de nuestros gestos: son rasgos innatos o aprendidos? Diego Sala, profesor de Comunicación de la Escuela Internacional de Protocolo, explica que son consecuencia de un proceso mixto entre aprendizaje y genética. No cabe duda de que hay gestos innatos, gestos que son propios de la sociedad en la que nos encontramos, y otros tomados por imitación, como un gesto o tic «copiado» de nuestros progenitores. Pero no siempre ocurre de este modo y hay estudios que constatan que los niños, aun antes de nacer, ya sonríen. Otros gestos y elementos no verbales son culturales, como ocurre con el uso de determinados colores en ceremonias y rituales.

Según los expertos, muchos gestos y movimientos inconscientes forman parte del lenguaje no verbal, ya que nos indican la actitud de la persona con la que estamos hablando. Estos son algunos de esos indicadores:

• Manos. Generalmente, las palmas hacia arriba y abiertas indican honestidad. Por el contrario, hacia abajo, significan una posición dominante y, en ocasiones, poca honestidad. Cerrar la mano y apuntar con un dedo suele indicar una posición dominante y agresiva. En cuanto a los apretones de mano, si las manos están verticales, significa igualdad. Cuando se hacen con fuerza, significan seguridad.

Frotarse las manos significa que hay expectativas positivas o un buen entendimiento entre las partes.

• Cara. Cuando la mano tapa la boca es señal de mentira, así como tocarse la nariz en múltiples formas o frotarse los ojos. Los ojos muy abiertos denotan sorpresa, admiración, mientras que los ojos más cerrados o forzadamente cerrados denotan desconfianza, seriedad y desaprobación. Las personas que miran a los ojos suelen inspirar más confianza y ser más sinceras que las que rehúyen la mirada. Las miradas de reojo demuestran complicidad o duda.

• Cruzar los brazos. Es un signo de actitud defensiva, y si se hace con los puños cerrados significa, además, una actitud hostil. Si se cruzan con los pulgares fuera, demuestra superioridad. Si solo nos agarramos un brazo, es un signo de expectación.

• Cruzar las piernas. El cruce de piernas denota actitud a la defensiva si se está de pie, pero si se mantienen ligeramente abiertas denota cordialidad y talante negociador.

http://www.consumer.es (Adaptación)

5 Propuestas de actividades de comunicación no verbal en el aula:

PROPUESTA DE ACTIVIDADES COMUNICACIÓN NO VERBAL

Anuncios

----------------------

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s