Figuras literarias: Sinestesia, el color de las palabras

Cuando Crane era niña encontraba miradas incrédulas cuando decía que las letras y los números le hacían ver colores o que la música le despertaba el sentido del tacto. No habló más de esas sensaciones ni supo cómo nombrarlas hasta que las palabras de un profesor de psicología cambiaron radicalmente su mundo. El profesor comentó que el Dr. Grosenbacher estaba buscando sujetos experimentales para estudiar la sinestesia. Crane pregúntó “¿y qué es la sinestesia”?, a lo que el profesor contestó “personas que piensan que el 5 es amarillo”. Inmediatamente Crane repuso “no… no es amarillo, el 5 es verde”. Por supuesto, obtuvo un lugar en la investigación de Grosenbacher.

La sinestesia es una facultad que poseen algunas personas consistente en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial a partir de la estimulación de otra distinta.
Un sinestésico puede oír los colores, ver los sonidos o saborear la textura de un objeto. Las posibilidades son infinitas, tantas como sinestésicos hay y no se suelen repetir las sensaciones percibidas de unos a otros. Eso sí, suelen coincidir todos en que la sinestesia es maravillosa y la idea de perderla les parecería como perder uno de sus sentidos. Es un sentido extra que se suma a lo que ven, oyen, tocan o recuerdan, y por eso, para ellos, el resto de la gente es como si viera el mundo en blanco y negro. La sinestesia pone de manifiesto que la realidad no es igual para todos, que algunos de los que nos rodean pueden tener una experiencia distinta del mundo. Suele darse en mayor número en mujeres y se asocia normalmente con una memoria extraordinaria.

La experiencia de un sinestésico que sea capaz de ver la música puede ser realmente excitante frente a una buena pieza musical: las notas dibujan paisajes de colores, líneas y dibujos imposibles que se mecen al ritmo de los acordes y estallan en mil formas geométricas y nubes de colores al golpe de la batería y los platillos. Una experiencia psicodélica… sin un sólo gramo de sustancias alucinógenas. Lo que sí han dejado claro los estudios psicológicos es que la sinestesia es real.

Muchos sinestésicos son artistas, como Baudelaire o Rimsky-Korsakov. En las obras de los artistas que poseen esta facultad podemos encontrar numerosos ejemplos de lo que no era más que una descripción de la forma que tenía de percibir el mundo plasmada en poemas, pinturas, grabados, etc.    [ Wikipedia]

Definición de Sinestesia en literatura:

http://www.retoricas.com/2009/06/definicion-de-sinestesia.html

La Sinestesia es una Figura Retórica que consiste en mezclar sensaciones de órganos distintos (audición, visión, gusto, olfato, tacto) o mezclar dichas sensaciones con sentimientos  (tristeza, alegría, etc…):

  • Suave como un silbido de verano → mezcla de tacto con audición

Ejemplos de sinestesia como figura retórica:

(Aplicación de una sensación propia de un sentido a otro.)

olor áspero…verde chillón… (lenguaje coloquial)

Escucho con los ojos a los
muertos…
Francisco de Quevedo

caricia rosa … la tarde es de cristales… el verso azul …

melodiosos oros …olor ácido… calma oliente y negra…

… los sonidos eran casi dolorosos  …  (L. Cernuda)

LA WEB DE UN SINESTÉSICO 

Anuncios

3 Respuestas a “Figuras literarias: Sinestesia, el color de las palabras

----------------------

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s